Hoy: 10:00-14:00, 17:00-20:00 964 42 80 07 619260035 619260035
Tiempo de lectura 2 min.

En verano, las altas temperaturas y la exposición solar hacen que sudes y pierdas agua, vitaminas y minerales, necesarios para estar hidratado. Una buena opción para recuperarlos es comiendo fruta. Además, una de las mejores maneras de conseguir que tu dieta sea saludable es basarla en alimentos frescos y de temporada.

Incorpora fruta este verano a tus platos comiéndola fresca. Tómala entre comidas, como almuerzo o merienda. Evitarás picar los clásicos snacks que, generalmente, son muy procesados y con alto contenido en grasas y azúcares; mientras que aprovecharás las propiedades nutritivas de estos jugosos alimentos.

5 FRUTAS DE VERANO Y SUS BENEFICIOS

Son muchas las opciones de fruta de verano, hoy te contamos 5 que no pueden faltar para poner color y salud a la temporada estival.

El melón. La fibra, el potasio y su alto contenido en agua lo hacen un alimento depurativo, que puede ayudar ante la retención de líquidos. Su bajo contenido en sodio hace de él un alimento adecuado para dietas sin sal. Mientras que el  alto contenido en ácido fólico que posee lo convierte en una buena recomendación para consumir durante el embarazo. Además, el magnesio, el calcio, los folatos y las vitaminas A y C favorecen el crecimiento del feto.

Las cerezas. Son fuente de fibra, importante para un tránsito digestivo regular. Y también lo son de melatonina, un antioxidante que ayuda a regular los ciclos de sueño, siendo buenas para ayudar a asegurar un buen descanso. También es una fruta de verano rica en vitaminas C, E, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra. Su contenido de antocianinas, además, les proporcionan propiedades antiinflamatorias.

5 frutas de verano

El melocotón. Presenta un buen equilibrio en los niveles de potasio y sodio que contiene, factor clave en la reducción del riesgo cardiovascular.  Esta fruta te aporta fibra, fundamental en tus procesos digestivos y tiene acción diurética, ayudando a combatir la retención de líquidos, entre otros beneficios.

Las fresas. Entre otras propiedades, se trata de una de las frutas con mayor capacidad hidratante, ya que cuenta con una elevada composición de agua (alrededor del 92 %). Son ricas en vitamina C, pero si algo caracteriza a las fresas es su poder antioxidante, que se debe a las antocianinas, a los polifenoles y la vitamina C. Además, te ayudan a combatir el estreñimiento gracias a la fibra y el agua que contienen, y protegen tu salud visual.

El albaricoque. Su aporte en potasio hace de él un buen alimento para ayudar al buen funcionamiento de tu sistema nervioso y de los músculos. Además, posee acción diurética, y favorece la salud del corazón con su contenido en vitamina E y hierro. Entre sus principales beneficios, el albaricoque también contribuye a prevenir la degeneración macular y a fortalecer los nervios ópticos.

Escojas la opción que escojas, esta temporada ponle fruta a tu día. Haz de ella un alimento principal en tu dieta y disfrutarás de su sabor, y también de sus propiedades beneficiosas para tu salud mientras te refrescas.